Santo Domingo. Rep. Dom. - 02 de Agosto 2014
Opinión
24 Mayo 2012, 05:47 AM, 0 Comentarios
22 años después de 1990 (Carta de Víctor Grimaldi a César Medina)

Estimado César:

He leído en horas dominicanas de madrugada tu artículo de hoy jueves 24 de mayo de 2012 en Listin Diario.

En 1990 algo parecido ocurrió con el Centro de Cómputos del PLD. Pero las cosas eran más lentas que ahora. El 21 de mayo de 1990 fue que se conoció una carta que el día 20, domingo, le envié a Juan Bosch. El Sábado 19 de mayo cuando vieron que Balaguer ganaba, se alegó que nuestro Centro de Cómputos estaba "infiltrado" por reformistas, y Max Puig lanzó la versión de que Carlos Morales Troncoso había traído al País un "experto" italiano en computadoras para ejecutar el supuesto fraude del que lograron Él y algunos convencer a Juan Bosch.

Eran calumnias y mentiras.

El Informe Carter que está disponible en PDF en Internet desmiente las calumnias que durante tanto tiempo el señor Max Puig y sus amigos de entonces dentro del PLD se dedicaron a divulgar.

Pero por ironías de la vida, Juan Bosch nunca me acusó de nada malo a mí, ni en público ni en privado y seguimos siendo amigos. Es más, en varias ocasiones me llamaba para vernos y conversar y donde quiera que nos veíamos me saludaba con afectos.

De Max Puig y otros dijo públicamente en 1992 que fue un error haberlos aceptado en el PLD. Prácticamente los expulsó, aunque aparecieron como "renunciantes".

Un abrazo.

Victor Grimaldi

24 de mayo 2012

 

(El artículo de César)

López Nieto evitó la tragedia porque HM no aceptaba derrota

Por César Medina
lobarnechea1@hotmail.com

La mano de Dios opera casi siempre frente a algunas locuras e iniquidades políticas. Porque fue Porfirio López Nieto-- el que montó el moderno centro de cómputos anti-fraude a Hipólito Mejía y que fue objetado por el PLD “por sus antecedentes”-- quien probablemente le evitó una gran tragedia al país horas después de conocerse el resultado electoral del domingo.

A las 9:OO de esa noche, López Nieto le informó a Hipólito que con el 90 por ciento de las actas escaneadas, auditadas y validadas, los resultados eran los siguientes: PLD y aliados 51.12 por ciento, y PRD y aliados 47.8, sin ninguna esperanza de que el conteo pudiera variar con el 10 por ciento de las actas restantes.

Estaban presentes aunque probablemente nunca lo testimonien, Milagros Ortiz Bosch, Enmanuel Esquea Guerrero, Orlando Jorge Mera, Rafael Subervi, Cesar Sánchez, Cesar Cedeño, el general Díaz Morfa y Jaime Aristy Escuder, quienes acompañaban al candidato Mejía.

Tras conocer el resultado, Mejía dijo que había que esperar el resultado final para fijar una posición al respecto, y adicionalmente pidió un informe de la comparación de las actas escaneadas por su centro y la JCE.

Proponen una locura
Después del planteamiento de Hipólito, Esquea Guerrero sugirió una rueda de prensa inmediata para proclamar ganador al candidato del PRD, invirtiendo los resultados de los cómputos de su centro, una iniciativa a la que se sumó Fello Subervi.

La locura llegó a material de manicomio a las 10:15 de la noche una vez digitadas todas las actas escaneadas por la JCE, cumpliéndose la tendencia inicial sin producir ninguna variación significativa en el resultado.

Pocos minutos después llegó la señora Taina Gautreaux completamente fuera de control y se sumó a la irracionalidad con la propuesta de impugnar los resultados y al mismo tiempo lanzar a las calles los cuadros políticos del partido, que estaban listos para eso. Se buscaría con eso presionar al gobierno y forzar una negociación. Eso también lo aprobaron Esquea y Subervi.

Luego se procedió a solicitar un informe de las inconsistencias entre las actas en su poder y las de la Junta, lo cual fue entregado el lunes 21, horas después de conocerse oficialmente el resultado electoral. Al momento de conocerse este último informe se habían integrado al grupo el señor Alfredo Pacheco, el ex-general Rojas Tabar. El informe no señaló variación importante en la comparación de las actas.

Fue entonces cuando se sugirió lanzar a los perredeistas a las calles a reclamar el Triunfo de Hipólito” y en protesta contra el “fraude colosal”.

Entra en juego López Nieto
López Nieto pudo apreciar entonces el grado de locura en las propuestas de los principales dirigentes perredeistas, y advirtió que no se prestaría a un hecho de esa naturaleza.

Minutos después alertó a instancias internacionales importantes de lo que estaba ocurriendo, con detalles sobre los resultados reales de los comicios y la aclaración de que las alegadas irregularidades solo existían en las cabezas calenturientas de esos perredeistas.

Pocas horas después, el embajador de los Estados Unidos felicitó a Danilo Medina como Presidente electo y santificó las elecciones al señalar que habían transcurrido en completo orden, sin irregularidades. También felicitó a la Junta Central Electoral.

Lo que ocurrió más adelante estuvo a punto de salirse de control. López Nieto comunicó oficialmente su posición de que no permitiría semejante desatino y que estaba dispuesto a depositar en las instancias necesarias un informe detallado sobre todo lo ocurrido en ese centro de cómputos.

Llegó un momento en que el propio Hipólito y sus allegados se plantearon desautorizar a López Nieto e insistir en la ocurrencia de un “fraude colosal”.

Eso estuvo a punto de llegar a la locura total.

  • Compartir en:

Comentarios

Para usted publicar un comentario simplemente escríbalo y presione el botón ENVIAR COMENTARIO. Inmediatamente lo verán miles de personas en más de 120 países que regularmente visitan este periódico. ALMOMENTO.NET no revisa la ortografía ni el texto de los comentarios que escriben sus lectores, por lo que no se hace responsable de los conceptos emitidos en los mismos. En caso de violación a las leyes, suministrará al agraviado o a las autoridades el IP de la computadora desde donde fue escrito el comentario en cuestión. Rogamos a nuestros lectores dar buen uso a esta facilidad de libre expresión que ponemos en sus manos.

 
Refrescar Imagen
Escriba la palabra: