Santo Domingo. Rep. Dom. - 25 de Abril 2014
Opinión
29 Diciembre 2012, 09:55 AM, 0 Comentarios
Matemática Social: Fórmula del cambio: C1+T=-P
Por CARLOS J. VIDAL LASSIS

¿Estamos fallándonos, actuando como sujetos, no como ciudadanos? ¿Ya no creemos que podemos hacer lo correcto por nosotros mismos?

No somos mejores ni peores que otros pero lo excepcional de los dominicanos es nuestra gran capacidad de autocorrección.

Se ha estado queriéndonos hacer creer lo contrario para manipularnos mejor.

Los culpables son los culpables y no es nuestro interés cobrarles ahora, todo llega en su momento.

Lo que importa en esta coyuntura es reconocer que somos capaces de encaminar el rumbo de la nación.

Estamos navegando en el último barco, pero es de remos y nosotros somos los remeros, lo que quiere decir que remamos o nos hundimos.

Tenemos un capitán con evidente capacidad y voluntad de “servirle al pueblo”, con la ventaja de que nos escucha y podemos contribuir e insistirle para que tome el rumbo correcto.

El gran peligro que nos persigue y ataca está sangrando el alma de la democracia incipiente que tantos sacrificios nos ha costado. La pobreza, nido del crimen en todas sus horrendas formas y la violencia, deben ser reducidas urgentemente. Los esfuerzos posibles provenientes del nuevo gobierno en este sentido no son suficientes. Se necesita el concurso de todos.

Tenemos la agravante de sectores empresariales, financieros, gremiales y políticos que pretenden mantener una actitud miope de nuestra realidad, queriendo jugarse una carta egoísta, insensata y puramente poco inteligente de desconocimiento de las variables que intervienen en esta circunstancia.

La atención y el accionar de todos estos sectores tienen que urgentemente aplicar las Matemáticas.

La Matemática Social tiene una fórmula tan lógica y simple como verdadera, aquella que establece con claridad que Crear (C1) Mas (+) Trabajos (T) es igual (=) que disminuir (-) la pobreza (P) y consecuentemente el crimen (C2) y la violencia. Es la fórmula del cambio.

Aplicarla requiere voluntad, de todos esos grupos sociales, del gobierno y de cada ciudadano particular.

Podemos y debemos responder con urgencia y con tenacidad, debemos ganarle la carrera al barco del caos que viene detrás del nuestro, de este que es nuestra última esperanza. Muy pocos podríamos salvarnos nadando hasta la otra orilla, así que lo mejor es que rememos bien y rápido.

(Continuará)

Av/am

  • Compartir en:

Comentarios

Para usted publicar un comentario simplemente escríbalo y presione el botón ENVIAR COMENTARIO. Inmediatamente lo verán miles de personas en más de 120 países que regularmente visitan este periódico. ALMOMENTO.NET no revisa la ortografía ni el texto de los comentarios que escriben sus lectores, por lo que no se hace responsable de los conceptos emitidos en los mismos. En caso de violación a las leyes, suministrará al agraviado o a las autoridades el IP de la computadora desde donde fue escrito el comentario en cuestión. Rogamos a nuestros lectores dar buen uso a esta facilidad de libre expresión que ponemos en sus manos.

 
Refrescar Imagen
Escriba la palabra: