Santo Domingo. Rep. Dom. - 23 de Abril 2014
Opinión
24 Enero 2013, 07:36 AM, 0 Comentarios
Fulgurazos
Por ANDRÉS L. MATEO
-UNO-
Uno de los “éxitos” del joven-viejo gobierno de Danilo Medina es la proclamada austeridad, y yo observaba mirando la entrevista que le hizo Alicia Ortega al Director del IDECOOP, Pedro Corporán, cómo se le escapan las voces secuestradas por el clientelismo, cuando se encuentran delante de su propia definición. Corporán es un tribuno, un pico de oro, un verdadero “Catrín de la fachenda”, de esos que pululan en el caleidoscopio mediático dominicano. Pero cuando Alicia Ortega le preguntó sobre los numerosos empleados de la institución, medio chivo, observó que él no tenía control en el nombramiento de esos empleados, y que ni siquiera los conocía, porque eran incluidos en nómina directamente desde el Palacio Nacional. Entonces Alicia Ortega dijo la palabra clave: -“¿Las nominillas?”-. Y él respondió: -“sí, las nominillas”-

-DOS-
Las “nominillas” son la fórmula de financiamiento del partido oficial, y forman parte de la estructura de corrupción montada para lograr consumar la vocación de eternidad en el poder que alientan los dirigentes peledeístas. En estos momentos más de 18 mil dirigentes medios del PLD se han prorrateado en las nóminas públicas, y reciben pagos extraídos del presupuesto nacional por las funciones políticas que desempeñan en el PLD y en otros partidos aliados. Ese mecanismo de financiación del partido es una acción violatoria de las leyes y de la Constitución, y significa una carga considerable que cálculos conservadores llevan a más de 13 mil millones de pesos. Sin embargo, el presidente Danilo Medina no la ha tocado, quizás porque es de esas cosas que están bajo el alero de lo que no se debe “apedrear hacia atrás”, aunque sea un evidente abuso de poder.

-TRES-
La nación dominicana tiene el pubis como tierra arrasada. Su desgracia es la indolencia de quienes nos han dirigido, y nos dirigen. ¿Adónde fueron a parar los más de trescientos viceministros que Danilo Medina “suprimió” mediante Decreto? ¿Significó esa disposición alguna economía para el erario? Yo hice unas averiguaciones a través de la indagación en nóminas de diversos ministerios y, con excepción de dos viceministros, el resto continúa con otras denominaciones en el aparato burocrático, incluso en sus mismas oficinas, cobrando sus mismos salarios. ¿No es esto una burla? ¿No fue esto una infame coartada para legitimar el “paquetazo”? ¿No es un engaño inmoral, un despojo, imponerle una carga impositiva al país y ser, al mismo tiempo, tan complaciente con los intereses de los militantes del Partido?

La nación dominicana tiene el pubis como tierra arrasada.

-CUATRO-
El Senado de la República y la Cámara de Diputados son las instituciones más pornográficas del país. Hay un estudio exquisito del Strip-Tease que se encuentra en el libro “Mitologías” de Roland Barthes, según el cual el strip-tease está fundado en una contradicción: “desexualiza a la mujer en el mismo momento en que la desnuda”- dice Barthes. Y siempre que veo actuar a los Senadores y Diputados pienso en esa extraña impresión de estar ante un espectáculo de strip-tease. Estos tipos tienen la desnudez como un ropaje natural, desde un comienzo parece siempre que se están desnudando, pero al final terminan envueltos en los actos gestuales de la pornografía. Un buen ejemplo fue la “discusión” sobre la reforma fiscal. Las expectativas que habían creado eran que ellos mismos darían muestras de sacrificios, de que se despojarían de sus “barrilitos”, sus dietas, sus pagos por comisiones, sus exoneraciones, sus enormes e injustificados ingresos. Era el país el que pedía el sacrificio de sus líderes. Pero esos tígueres saben bailar con miriñaques y burlarse del país que dizque representan, echando sobre las espaldas del pueblo toda la carga, y pasando del strip-tease a la pornografía. No se despojaron de nada, preservaron todos sus privilegios.

Hay una leve separación entre strip-tease y pornografía, y ellos la atraviesan sin inmutarse, sin rubor.

-CINCO-
Una foto de Danilo Medina brincando un charquito. Sin dudas que es un espectáculo conmovedor. ¿Se quedará ahí, frisado para siempre en la foto, saltando eternamente ese charquito? ¡Oh, Dios!

  • Compartir en:

Comentarios

Para usted publicar un comentario simplemente escríbalo y presione el botón ENVIAR COMENTARIO. Inmediatamente lo verán miles de personas en más de 120 países que regularmente visitan este periódico. ALMOMENTO.NET no revisa la ortografía ni el texto de los comentarios que escriben sus lectores, por lo que no se hace responsable de los conceptos emitidos en los mismos. En caso de violación a las leyes, suministrará al agraviado o a las autoridades el IP de la computadora desde donde fue escrito el comentario en cuestión. Rogamos a nuestros lectores dar buen uso a esta facilidad de libre expresión que ponemos en sus manos.

 
Refrescar Imagen
Escriba la palabra:
Más Noticias