Santo Domingo. Rep. Dom. - 20 de Septiembre 2014
Opinión
28 Enero 2013, 09:01 AM, 0 Comentarios
Una vida de confusión
Por FAUSTO PIÑA BELLO

El caminar dentro de cualquier mercado puede producir cierto grado de inestabilidad emocional, debido al bullicio que se oye en él. Muchas personas no pueden estar donde hay bullicio y sufren situaciones adversas a su salud. El mundo está en una situación, que el ser humano lleva una vida de confusión, casi en todos los aspectos.

Confundir: “Mezclar varias personas o varias cosas de modo que no puedan distinguirse unas de otras. Tomar o hacer que alguien tome erróneamente una cosa por otra. Perturbar, desordenar”… Dicc. L. Enc. 2000. Esta definición deja en claro lo que está pasando en el mundo, una vida de confusión, la cual se debe a dos direcciones: interna y externa.

Una vida de confusión es lo que se está teniendo en el mundo. Esto es así, pues oímos la justificación del homosexualismo, en sus dos vertientes en el hombre y en la mujer. Este último llamado lesbianismo, es también homosexualismo, puesto que es la atracción y vivencia sexual entre dos mujeres. Decir que una persona con “espíritu de hombre está encarcelado, en un cuerpo de mujer,” o que “un espíritu de mujer está encarcelado en un cuerpo de hombre,” es simplemente una confusión proyectada y vivida en un mundo de confusión.

El mismo hombre en sus estudios sobre los cromosomas, y hormonas determina que esas influyen en la formación del individuo. De ahí que, la mujer no es determinante en los géneros, pues ella aporta siempre X, mientras que el hombre aporta X, o Y; la combinación XX, da el sexo femenino, pero la combinación XY, determina el sexo masculino. Sin duda alguna que esto solamente se refiere a la determinación de un cuerpo masculino, o de un cuerpo femenino, pues la otra parte del ser humano, el espíritu no tiene sexualidad, simplemente se acoge al cuerpo donde ha nacido.

Dios que es el Padre de los espíritus, dice la Biblia: …“¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos?” Heb.12:9. El rey Salomón escribió: “No hay hombre que tenga potestad sobre el espíritu para retener el espíritu, ni potestad sobre el día de la muerte; y no valen armas en tal guerra, ni la impiedad librará al que la posee,” Ecl. 8.8. “el polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio,” Ecl. 12:7.

Lo que planteo es que los espíritus no tienen sexualidad, por eso cuando se dé la transformación del ser humano en la resurrección, como dijo Jesucristo que: “Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios. Porque en la resurrección ni se casarán ni se darán en casamiento, sino que serán como los ángeles de Dios en el cielo,” Mt. 22:29, 30. En tal sentido, podrá existir desviación o perturbación sicológica en la persona, pues éstas son dos manifestaciones de la confusión, por eso hay personas que están confundidas, por situaciones hormonales, por influencia social, o por perversión personal. Está escrito “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó,” Gén.1:27. No hay tercer sexo para Dios ni para los verdaderos cristianos, pues solamente hay varón y hembra, determinado por la forma de su cuerpo con el cual nació. Como se dice: “¿Qué dio a luz? Una niña; o ¿Qué parió? Un niño.” Considerando lo anterior, entonces el hombre vive una vida de confusión en lo más importante que es su cuerpo y su espíritu que totalizan: Su ser.

En consecuencia desde ahí se derivan todas las demás confusiones de la vida. Los economistas, hombres de ciencias, no se ponen de común acuerdo en qué es lo que hay que hacer para que las economías de los países funcionen. Más bien, existen contradicciones en las teorías económicas, que para justificar sus fracasos les llaman escuelas o corrientes de teorías económicas. ¿Cuál escuela de teorías económicas es la correcta? Nos confunden los economistas, cuando oímos sus diversas y diferentes teorías. Les pregunto, ¿qué es lo que hay que hacer para que las economías de los países salgan de crisis?

La historia en sentido general, no debe confundir a las personas, sin embargo, los historiadores generalmente escriben desde un enfoque particular, respondiendo a intereses. De ahí que hay que leer diferentes historiadores, para poder relacionar y distinguir el hecho histórico, la circunstancia histórica y poder hacer una correcta interpretación del hecho histórico, y realizar así la aplicación de la historia al momento histórico presente.

La vida confundida, es propia y de mayor arraigo en el ámbito religioso, muchas personas tienen miedo de estudiar la Biblia, porque no quisieran entender algo diferente a lo que por años han creído; éstos prefieren vivir en la ignorancia de la verdad del cristianismo. Abundan las historias, los mitos, los entuertos religiosos. Por ejemplo, alguien me preguntó: “¿La iglesia se debe descubrir desde un enfoque histórico, o bíblico?” Le respondí, desde un enfoque bíblico, que es la revelación que Dios nos ha dejado por medio de hombres inspirados. Volvió a preguntar, “¿y esos grandes hombres que han habido en la historia, como San Agustín de Hipona, Ambrosio de Milán, Martín Lutero, entre otros?” Le respondí, fueron hombres importantes, pero no determinantes en los asuntos de la iglesia, puesto que ellos debían sujetarse a lo que Jesucristo y el Espíritu Santo nos dejaron en la Biblia.

La historia dominicana está llena de hechos históricos, pero los dominicanos no estamos de acuerdo con los mismos historiadores dominicanos, sino que la mayoría tienen sus preferidos. Creo firmemente que tenemos grandes historiadores, pero ¿por qué razón estos historiadores no están de acuerdo? ¿Fue Juan Pablo Duarte y Diez, el único Patricio? O, ¿son Juan Pablo Duarte, Ramón Matías Mella, y Francisco del Rosario Sánchez? La interpretación va a depender de si el 27 de febrero del 1844, inició la REPUBLICA DOMINICANA, o si la historia de la República Dominicana, se comenzó a escribir a partir de esa fecha. Acepto ambas declaraciones como buenas y válidas, en consecuencia contamos con tres Padres de la Patria. No confundamos a nuestro pueblo, una cosa es la historia, y otra la independencia y surgimiento de nuestra Rep. Dom.

Existen confusiones que dominan a muchas personas, tales como ¿Existe el infierno? ¿Hay vida eterna y condenación eterna? ¿Fue Jesucristo real? En lo personal, y sé que para millones, estas tres son respondidas con un gran Sí. Sin embargo, reconozco que en la mayoría de las personas hay confusión, por el simple hecho de su manera de vivir; y para unos pocos su respuesta es no. ¿Cómo podemos llegar a tener una misma respuesta? Predicando el evangelio a las personas, si estas quieren oír y entender las verdades de Dios, las entenderán porque Dios les creó y les ama.

Si unimos esfuerzos y nos tratamos como seres humanos, se logrará aclarar y vencer la vida de confusión en que muchos viven. La riqueza material confunde a muchas individuos: se creen ser más que los que nada tienen. El intelectualismo, confunde a otros, se creen ser más que los analfabetos. El hombre se cree superior que la mujer; la mujer reclama el derecho de igualdad con el hombre. Los blancos se confunden: se creen ser más que los negros y que los de otros colores. Los negros se confunden: aborrecen en gran medida a los blancos, y los culpan de su desgracia histórica. En fin, la confusión reinante en el mundo impide el avance y progreso de los pueblos. Unámonos todos en la superación de las confusiones, y proyectemos la felicidad del ser humano como único y verdadero fin terrenal, después del que debe tener la preeminencia en todo Dios. Dios le bendiga, amigo lector.

Av/am

  • Compartir en:

Comentarios

Para usted publicar un comentario simplemente escríbalo y presione el botón ENVIAR COMENTARIO. Inmediatamente lo verán miles de personas en más de 120 países que regularmente visitan este periódico. ALMOMENTO.NET no revisa la ortografía ni el texto de los comentarios que escriben sus lectores, por lo que no se hace responsable de los conceptos emitidos en los mismos. En caso de violación a las leyes, suministrará al agraviado o a las autoridades el IP de la computadora desde donde fue escrito el comentario en cuestión. Rogamos a nuestros lectores dar buen uso a esta facilidad de libre expresión que ponemos en sus manos.

 
Refrescar Imagen
Escriba la palabra:
Más Noticias