Santo Domingo. Rep. Dom. - 23 de Abril 2014
Deportes
14 Abril 2009
Milagros Cabral causa furor en Liga de Voleibol de Puerto Rico
Por: ---
 

“Mi coach en Corea le decía a las jugadoras jóvenes que me vieran atacando para que me tomaran como ejemplo”, dijo Cabral, la estelar refuerzo dominicana quien antes de reportarse a Corozal hace unos días, jugó este año en la Liga de Corea.

 

Más aún, su técnica de ataque está en otro nivel, según le han dicho otros técnicos. “Me han dicho que mi forma de atacar es como la de un hombre”, dijo la jugadora de 5’10” de estatura y 135 libras.

 

Es que Cabral tiene explosividad, fuerza y alcance en sus ataques. Y todo eso a la vez, en velocidad real, crea un espectáculo en el aire.

 

Lo más impresionante de su técnica es que apenas flexiona sus rodillas para despegar, lo que hace lucir sin esfuerzo su salto. Así es porque Cabral saca el bote de las puntas de sus pies.

 

“Uso mucha la planta de adelante de mis pies para sacar la explosión del salto. Por eso parece que mis piernas no hacen nada”, afirmó.

 

Dijo que su desarrollo como jugadora central en el comienzo de su carrera también le ayudó a ser explosiva como atacante de esquina. El ataque de los centrales se basa en rapidez.

 

Una vez en el aire, el torso de Cabral, sobre todo sus brazos, comienzan a trabajar. Su brazo izquierdo, como un remo, según Cabral lo describe, va al frente para generar impulso. Su brazo derecho, el de pegarle al balón, va atrás, como gatillo.

 

Al mismo tiempo, su tronco se arquea hacia atrás, como goma elástica. Según el brazo izquierdo baja y el tronco se endereza, generando ambos moméntum para la pegada, el brazo derecho a aparece, alto sobre la cabeza para pegarle al balón en su punto más alto.

 

La mayoría de las veces el resultado es un misil que pica en la posición cinco. Todo lo anterior ocurre gracias a que Cabral tiene un despegue que pasa los tres pies de altura. También aporta la extensión de su largo brazo derecho al momento de la pegada.



 

Sumado el salto y la extensión del brazo, Cabral le pega a la bola a 10 pies de altura.

 

“El brazo lo sube al cielo y busca la bola en su altura máxima. Por eso ella puede darle por encima de cualquier bloqueo con sus 5’10” de estatura”, dijo el técnico Jorge Pérez Vento, quien trabajó con la jugadora en Dominicana.

 

No resultó así desde un principio de su carrera. A donde quiera que ha ido a jugar, desde Rusia, a España a Corozal, su técnica ha absorbido lo mejor.

 

“Cada quien tiene su estilo. En cada equipo que éstas, en cada lugar en que estás, ellos (técnicos) van a acondicionando la forma”, dijo
Más Noticias